Todas las mujeres son diferentes, independientemente de su edad. La comunicación abierta es la clave para una relación sexual satisfactoria con mujeres maduras españolas. Aquí te daremos algunos consejos para llevarlas a la cama:

1. Acepta la diferencia de edad

Si estás en una nueva relación o estás buscando tener sexo con una mujer mayor, ten en cuenta cómo los diferentes puntos de vista sobre el sexo podrían ser exacerbados por una diferencia de edad. Un hombre joven que busca “ligar” puede no tener la misma visión del sexo que una mujer mayor que busca una relación comprometida. Los hombres piensan en el sexo como una conexión física principalmente, pero las mujeres lo ven como algo emocional y físico.

2. Considerar las relaciones pasadas

Una mujer mayor puede llegar a preguntarse si está bien estar interesada en alguien mucho más joven, por lo que podría cuestionar sus deseos de tener sexo con un hombre más joven incluso si su relación se ha ido construyendo con el tiempo.

Si se ha divorciado recientemente, puede preguntarse cuándo es demasiado pronto para interesarse por tener relaciones sexuales con otra persona, y temer que su interés por un hombre mucho más joven sea inapropiado o esté relacionado con la superación del shock y el dolor del divorcio. Si una relación pasada aún está fresca en su mente, la progresión hacia una relación sexual contigo podría ocurrir más lentamente.

3. Asegúrese de que se siente bien con su cuerpo

Como ya no está todo tan tenso y tonificado como antes, una mujer mayor puede sentirse incómoda al revelar su cuerpo desnudo a su amante más joven por primera vez, o incluso cada vez. Para los hombres, la clave es centrarse en todo su cuerpo y asegurarse de decirle que le gusta lo que ve. Para la mujer mayor, el truco es la lencería. No sólo intensificará la intimidad, sino que una prenda interior bien colocada puede realzar y ocultar al instante las partes de su cuerpo que elija.

4. Asegúrate de que la relación es aceptable

A menos que una persona sea menor de edad, no hay nada malo en tener relaciones sexuales con un hombre más joven. Sin embargo, sé consciente de los desafíos, tanto en tus sentimientos como en los de los demás. ¡Recuérdate que la edad sólo está en tu mente!

5. Tómate tu tiempo

El sexo con una mujer mayor debe ser más lento y más reflexivo. Ya no es necesario encontrar tiempo para un “rapidito”. Disfruta del ritmo pausado.

6. Los cambios hormonales entran en juego

Las mujeres mayores responden al sexo de forma diferente a las más jóvenes, pero no es algo constante. Para algunas, el interés es mucho mayor a medida que cambian las hormonas. Otras se encuentran menos interesadas debido a problemas de sequedad u otras molestias. No esperes que una mujer mayor tenga un deseo sexual específico. No hay una talla única cuando se trata de cambios hormonales.

7. Saben lo que quieren

Las mujeres mayores saben cómo coquetear, tienen años de práctica. También saben cómo ser claras si quieren sexo o no. Cualquiera que sea la señal que envíe, eso es lo que quiere. Lo único que tienes que hacer es preguntarle y obtendrás una respuesta clara.